Callos a la madrileña

Hace frió, que mejor que unos callos para poder entrar en calor. Comida de toda la vida.Hay que comer garbanzos y legumbres

Ingredientes:

1 Kgr. de tripa (callos)

1 pata de ternera

250 gr de Jamón serrano

cebollacallos

3 dientes de ajo

2 chorizos

1  morcilla

tomates maduros

1 hoja de laurel

Sal

1 cucharón de aceite de oliva

1 guindilla

1 pizca de pimienta blanca

1 cucharadita de pimentón dulce

1 Kgrs. de garbanzos

Para el caldo:

1 hueso de jamón

puerros

5 zanahorias

tomates maduros

1 hoja de laurel

2 clavos

10 granos de pimienta negra

Sal

Preparación:

Se limpian los callos, la pata  y se ponen a hervir en una olla con agua y vinagre, para limpiarlos bien a fondo. Una vez limpios en una olla ponemos los callos y la pata y cubrimos de agua y hervimos 30 minutos.

Mientras tanto, se limpian las verduras y se prepara un caldo con los ingredientes arriba señalados. Una vez ha hervido durante 1/2 a fuego máximo, se añaden los callos, morro y la manita y que hiervan durante un buen rato.

Se corta la cebolla en juliana, los ajos en láminas, el jamón en taquitos, el tomate se ralla y se prepara un sofrito en la cazuela donde va a hacer los callos, con la cebolla, los ajos, la hoja de laurel y la guindilla, a fuego lento y con aceite de oliva.

Cuando ya estén ponchaditos y empiecen a dorarse, se añade el pimentón dulce y antes de que se queme, se añade el tomate rallado y los tacos de jamón, hasta que el sofrito esté terminado.

Luego se sacan los callos del caldo, se escurren los callos, morro y manita del caldo y lo añadimos a la cazuela con el sofrito: desmenuzamos la pata , los callos o tripa  a cuadritos, del tamaño del que suelen ser los callos y añadimos algo de caldo que tenemos de la cocción de los callos.

Luego se parten las morcillas y los chorizos en ruedas y se añaden también al guiso.

Se dejan cocer a fuego lento durante 1 hora. Tienen que quedar muy blanditos, que se deshagan.

Por último, se cogen las zanahorias, puerros y zanahorias del caldo y se pasan por el pasapurés, añadiéndolo al guiso, junto con un poco de caldo. Si durante la cocción hiciera falta más líquido, se va añadiendo caldo. Los garbanzos se pueden tener cocidos con antelación y añadir al guiso, cuando le falten 20 minutos, para que cueza todo junto.

Coste receta  para 8 personas  8 euros. 

Anuncios

Lentejas con acelgas y calabacín

Hoy día de frió en Valencia, y que mejor que comer unas lentejas………………

Ingredientes:

7 cucharadas de aceite de oliva

3 dientes de ajos

350 gramos de lentejas (pardina=esta variedad no necesita remojo)lentejas

1 tomate

1 cebolla

2 patatas (las cortaremos quebradas)

1 acelga cortada

2 calabacines medianos cortados

1 cucharadita pimentón dulce

1 chorizo (opcional)

1 morcilla (opcional)

agua

sal

Preparación:

En una cazuela  ponemos el aceite y sofreímos las acelgas, el calabacín, unos 3 minutos, dándole vueltas de vez en cuando para que no se nos queme. Añadimos los ajos, la cebolla,  y el tomate ( todo esto sin cortar, al tomate con  un cuchillo, en uno de sus extremos le hacemos una cruz), movemos un poco y dejamos otros 3 minutos. Es cuando ponemos las lentejas (pardina), las patatas  y el pimentón , movemos para que se mezclen todo y seguimos sofriendo unos 2 minutos más.

Ponemos agua, la medida de esta es que cubra unos 3 dedos, al fuego medio o  lento durante 1 hora más o menos,  cuando lleve 40 minutos añadimos la sal y el chorizo y la morcilla, a ser posible no meter la cuchara, mover la cazuela .Vigilar que no nos quedemos sin agua y que las lentejas estén al punto, depende mucho del tipo de agua que tengáis en vuestra zona, si es dura o no, de todas formas de añadir agua, que este templada para no cortar el hervor

Coste receta  para 4 personas  3 euros.

 Patatas Quebradas ó encontradas: Mas que un corte determinado es una forma de cortar las patatas para que produzca una mayor salida de los almidones y, de esta manera, conseguir que el caldo de cocción quede ligeramente espesado. La formula consiste en comenzar a cortar la patatas (generalmente con una cuchillo puntilla) y antes de terminar el citado corte tronchar el trozo sin cortar. La parte disforme tronchada se disolverá con más rapidez por efecto de la ebullición, actuando sus partículas como espesante.